La inauguración de la televisión colombiana, entre el júbilo y la tragedia | Señal Memoria

Publicado el Vie, 20/06/2014 - 14:38
La inauguración de la televisión colombiana, entre el júbilo y la tragedia

Por: Ana María Lara Sallenave

 
En 1954, los funcionarios del gobierno colombiano quisieron celebrar con bombos y platillos el primer año de mandato del general Rojas Pinilla, quien había llegado al poder el 13 de junio de 1953. Se previó que el país entero realizaría distintos actos para expresar el júbilo. Se bautizarían calles con su nombre, el de su esposa o el de su hija, habría discursos y desfiles y, por supuesto, se inauguraría la televisión.
 
Sin embargo, de la apretada agenda se cumplió con un solo punto: la inauguración de la televisión. La razón: el día 8 de junio ocurrió en los predios de la Universidad Nacional, en Bogotá, la muerte a manos de la policía del estudiante de medicina y filosofía Uriel Gutiérrez. Los estudiantes se preparaban para realizar el tradicional carnaval y por una razón aún poco clara, la policía llegó al campus y actuó de manera descontrolada. La muerte de Gutiérrez, que era conocido por su inteligencia y carisma, desató la indignación de la comunidad estudiantil.
 
El 9 de junio, durante la protesta por la muerte de Gutiérrez,  en la que participaron de manera pacífica  estudiantes de la mayoría de las universidades de la ciudad, ocurrió una masacre en la carrera séptima con calle 13. Las balas provenían de distintos lugares. Se cree que 10 civiles murieron. Desde aquel momento los propósitos pacificadores del gobierno militar de Rojas Pinilla empezaron a quedar en entre dicho.
 
El día 13, un domingo, la señal de televisión llegó a algunos hogares;  pero  mientras algunos colombianos disfrutaban de la programación cultural de la televisión, otros se enteraban de la cruda realidad, en la radio. 
 
 
Fecha de publicación original Vie, 20/06/2014 - 14:38
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir