Los chistes verdes de la Nena Jiménez | Señal Memoria

Publicado el Mié, 15/09/2021 - 09:07
Los chistes verdes de la Nena Jiménez
Archivo Señal Memoria de RTVC. Diseño gráfico: Karen López para Señal Memoria de RTVC

Ficha Técnica

Fecha de producción
Autor
William Vinasco


Soporte
Betacam

Año de producción
1998


: 2 : 26

Los chistes verdes de la Nena Jiménez

 

Una vez llamaron a su casa y preguntaron por Rosa Helena; su empleada, confundida, colgó: ahí no vivía nadie que se llamara así. Así fue de importante el apodo de la Nena Jiménez, un sobrenombre que opacó el de pila. La Nena: esa es la firma indeleble tallada sobre la historia del humor de Colombia y de los chistes más verdes que dejaban rojo a más de uno.

El sexo, los insultos y un manto de picardía que cubría toda su obra eran parte del sello personal de la Nena Jiménez, la lengua verde de Colombia. Nació un día como hoy, el 15 de septiembre de 1929, en Medellín. Murió a los 82 años en Chía, donde pasó el final de su vida, golpeada por el alzheimer. 

En los años 60, la Nena ya disfrutaba de hacer reír a familiares y amigos con sus chistes. Esto lo hacía en sus ratos libres; trabajaba como vendedora de seguros. Sus chistes cogieron impulso, tanto que la invitaron de Discos Fuentes a grabarlos en una cinta, un disco dedicado a todo su humor subido de tono. Discutió con su esposo, que no se entretenía con sus bromas obscenas. Pero eso no la disuadió ni amedrentó. 

La grabación de Fuentes se extravió, pero aun así el casete fue vendido en las calles por montones. La Nena Jiménez: una pionera de la piratería en Colombia. Fuentes volvió a llamarla y grabaron un disco, esta vez sí publicado oficialmente: Chistes de color (1974). El éxito fue inmediato.

Esa fue la primera de más de 25 producciones que grabaría. Hubo giras por Estados Unidos y Europa, presentaciones en programas icónicos de la televisión latinoamericana como El Show de Cristina, Sábado Gigante y Don Francisco Presenta y un léxico rico y solo descifrable para los que prestaban atención y conocían su estilo; expresiones como “pingüiñoño” (vagina), “estrolín” (pene) y “tupirle al miriñaque” (tener sexo) lo demuestran. 

Fueron varias décadas de humor, que la hicieron parte del imaginario colombiano. Hasta los que recibían la admiración del resto del país la admiraban a ella. Así quedó demostrado cuando William Vinasco la visitó en su casa en 1998 en el programa Goles y emociones. Ella le contó al narrador deportivo cómo fue su visita a la Selección Colombia de fútbol, en la víspera del Mundial de Francia, y su interacción con los jugadores. Este fragmento de aquel episodio, recuperado del archivo de Señal Memoria, muestra a la Nena contando chistes, lo que más le gustaba desde niña.


Autor: Santiago Cembrano

Fecha de publicación original Mié, 15/09/2021 - 09:07
¿QUE TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir