La tomatina de Sutamarchán | Señal Memoria

Publicado el Dom, 06/06/2021 - 02:58
tomatina de Sutamarchán
Archivo Señal Memoria de RTVC. Diseño gráfico: Karen López para Señal Memoria de RTVC

Ficha Técnica

Fecha de producción
Autor
Rayo, Deysa


Soporte
DGW

Año de producción
2015


: 3 : 6

La tomatina de Sutamarchán

Quizás tu mamá te ha dicho que con la comida no se juega. Y seguro tenía razón. Pero en Sutamarchán, Boyacá, esta regla se suspende cada año a inicios de junio. En la tomatina, los agricultores de la región reúnen los tomates maduros que van a desechar o no son aptos para el consumo y hacen arman un gran arsenal, los insumos de una guerra de tomate popular que deja las ropas rojas y las sonrisas amplias luego del festín. 

El municipio de Sutamarchán, de alrededor de 6.000 personas, está ubicado en la cordillera Oriental de los Andes, al occidente de Boyacá. El territorio es ondulado y montañoso. Cerca del 80% de la población se dedica a la agricultura. Maíz, papa, fríjol, habichuela, pimentón y cebolla son algunos de los productos principales. Y claro, el tomate. 

En particular, en Sutamarchán se cultiva tomate bajo invernadero, y esta es una de las principales actividades económicas del municipio. A nivel regional, según datos del Dane, el departamento de Boyacá es el primer productor de tomate bajo invernadero de Colombia, con más de 40.000 toneladas anuales. A este le siguen los departamentos como Cundinamarca, Norte de Santander y Antioquia. 

El tomate es pues parte de la identidad de Sutamarchán, un símbolo del municipio. Y la gran tomatina, podría decirse, una celebración de su cultura, de sus alimentos, de su economía. Cada tomatazo limpio que estalla contra el cuerpo de un sutamarchense es un grito de júbilo por su tierra. En total, cada año participan alrededor de 20.000 personas, y son lanzadas más de 30 toneladas de tomate. 

Aunque es un municipio único, Sutamarchán no es el único lugar del mundo donde los tomates se vuelven proyectiles y arman la fiesta. En Buñol, Valencia, el último miércoles de agosto de cada año, durante las fiestas del pueblo, el pueblo queda rojo en cada rincón luego de que sus habitantes descarguen toneladas de tomate y le den rienda suelta al carnaval.

Volviendo a Sutamarchán, en resumen, la tomatina es una celebración que une a la comunidad con los cultivadores, y entre sí, y una manifestación de agradecimiento por la generosidad del cultivo y la naturaleza. Puede verse como una fiesta popular o como una expresión artística. Tal vez es todo lo demás, y hasta una terapia para desahogarse contra algún vecino fastidioso. 

Para saber más de la tomatina de Sutamarchán, quién mejor para explicarlo que Heyner Suárez, su fundador. Él habló en 2015 con Deysa Rayo y Luisa Fernanda Piñeros, del programa El Atardecer de Radio Nacional. Hoy rescatamos sus palabras del archivo de Señal Memoria.


Autor: Santiago Cembrano

Fecha de publicación original Dom, 06/06/2021 - 02:58
¿QUE TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir