Efectos de los atentados del 11 septiembre de 2001 | Señal Memoria

Publicado el Vie, 10/09/2021 - 09:00
9/11. Los efectos del aterrador comienzo del siglo XXI en Colombia.
 9/11. Los efectos del aterrador comienzo del siglo XXI en Colombia.
Archivo Señal Memoria de RTVC. Diseño gráfico: Karen López para Señal Memoria de RTVC

Mientras el mundo observa el retiro de las tropas de EE. UU. y sus aliados de Afganistán y el regreso de los talibanes al poder, veinte años después de los atentados que conmocionaron al mundo entero, cabe hacer un recuento de cómo el 9/11 cambió el panorama nacional. En el Archivo Señal Memoria encontramos un valioso acervo audiovisual que nos adentra a los efectos que este día tuvo para nuestro país.

 

Para la mañana del 11 de septiembre de 2001, la mayoría de los periódicos nacionales se habían distribuido en los hogares colombianos. Las dos grandes noticias del día fueron la visita del secretario de estado, Colin Powell, y la premiación de los Grammy Latinos, con las nominaciones de Aterciopelados, Juanes y el grupo Niche. 

Pero rápidamente el foco de atención de los medios nacionales y mundiales se centraron en cuatro aviones secuestrados por terroristas: dos de ellos se estrellaron en el World Trade Center, en Nueva York, uno en el Pentágono y uno más, que al parecer tenía como destino Washington D.C y que terminó siniestrado en zona rural de Pensilvania. Una mañana que el mundo jamás olvidaría. 

La reacción de los medios impresos tardó unas horas, mientras se imprimían ediciones extras. Los noticieros de la televisión nacional e internacional no se hicieron esperar y, mientras el mundo estaba a la expectativa de la respuesta de la administración de George W. Bush ante esta agresión externa en suelo estadounidense, muchos analistas se preguntaron cómo esto afectaría temas de gran relevancia nacional como el recién implementado Plan Colombia. 

La consecuencia más inmediata de ese día fue la cancelación de la visita de estado de Colin Powell, quien tenía como itinerario viajar desde Lima a Bogotá para hablar sobre el plan Colombia, algo que para algunos era una especie de examen del primer año de este programa enmarcado en la guerra contra las drogas. Esto generó preocupación porque muchos vieron que los esfuerzos de EE. UU. se enfocarían, de ahí en más, hacia la declarada guerra contra el terrorismo en respuesta a los ataques.

Colombia se encontraba ad portas de elecciones presidenciales y las consecuencias del 9/11 se hicieron más visibles a partir de 2002, de manera específica en la campaña del entonces candidato Álvaro Uribe Vélez. La consigna de una guerra sin tregua contra las guerrillas de la FARC y el ELN tuvo de encuentros con el discurso de guerra contra el terrorismo de EE. UU.

En ese momento, tanto Bush como Uribe buscaban aliados para sus diferentes frentes de batalla y, con la llegada de Uribe Vélez a la Casa de Nariño, estos discursos se acercaron más y más.  Para analistas políticos como Vicente Torrijos era claro que el expresidente capitalizó el 9/11 en Colombia, tanto así que era común ver a miembros del gabinete hablar de que en nuestro país “se vivían todos los días pequeños 11 de septiembre”.

 

El politólogo Vicente Torrijos. Extraído de: (2002). Noche Temática. [Magacín cultural]. [Especial: 11 de septiembre de 2001]. Colombia: Señal Colombia. Archivo Señal Memoria, BTCX60-056581.

 

Así entonces, la política de la Seguridad Democrática calzó perfectamente dentro de esta coyuntura internacional de guerra mundial contra el terrorismo y esto se consolidó cuando el gobierno de EE. UU dirigió su ofensiva contra Iraq en el 2003. En ese entonces el gobierno de Álvaro Uribe Vélez dio un mensaje contundente de apoyo bajo la consigna de que dolían las víctimas, tanto en suelo colombiano como en suelo extranjero y si se quería recibir solidaridad había que ser solidarios.

Pero para otros, las muestras de un discurso cada vez más autoritario sólo representó una oportunidad menos para consolidar un proceso de paz, como lo expresó en su momento Daniel García-Peña, pues tanto el gobierno como las Farc le apostaban a la guerra para cambiar la correlación de fuerzas. 

 

El ex alto comisionado de paz, Daniel García-Peña. Extraído de: (2002). Noche Temática. [Magacín cultural]. [Especial: 11 de septiembre de 2001]. Colombia: Señal Colombia. Archivo Señal Memoria, BTCX60-056581.

 

Lo que sí compartían muchos era que este era el momento propicio para aprovechar los mecanismos multilaterales con el fin de atacar el problema de los grupos al margen de la ley, además de enmarcar el conflicto armado colombiano dentro de las dinámicas de la geopolítica de ese entonces. 

 

El general Manuel José Bonnet Locarno. Extraído de: (2002). Noche Temática. [Magacín cultural]. [Especial: 11 de septiembre de 2001]. Colombia: Señal Colombia. Archivo Señal Memoria, BTCX60-056581.

 

Desde la década de los noventa, las FARC y el ELN habían ingresado a la lista FTO (Foreign Terrorist Organizations) de los EE. UU. y en 2001, un día antes de los ataques del 9/11, lo hicieron las AUC. Esto de alguna manera creaba una especie de frente común donde no se haría distinción alguna entre los diferentes grupos terroristas alrededor del mundo e incluso se buscaría probar alianzas entre organizaciones como Al Qaeda, autores de los ataques y las guerrillas en Colombia.

Otro de las lecturas de la época era que las guerrillas, en especial las FARC, no supieron leer la coyuntura luego del 9/11 y los ponía en desventaja ante un posible diálogo con el gobierno, además de disminuir la presión extranjera sobre Colombia para lograr una salida pacífica al conflicto.

En efecto, la diplomacia colombiana jugó sus cartas en medio de un mundo aterrorizado por los ataques terroristas, se mostró como un aliado incondicional de la guerra contra el terrorismo y logró que las guerrillas fueran incluidas en la lista de terroristas de la Unión Europea. Esto dificultó un encuentro entre grupos armados y el Gobierno. Adoptamos entonces una consigna muy conocida de los estadounidenses: no negociar con terroristas, lo que cerró cualquier puerta al diálogo para finalizar el largo y agotador conflicto armado en Colombia.

Los efectos para la economía colombiana se reflejaron en una disminución de las exportaciones dirigidas a los EE. UU. Parecía que, así como las Torres Gemelas se hicieron polvo y escombros ante los ojos atónitos del mundo, lo mismo ocurrió con los mercados internacionales y la confianza inversionista en Latinoamérica y Colombia.

 

(2002). Noche Temática. [Magacín cultural]. [Especial: 11 de septiembre de 2001]. Colombia: Señal Colombia. Archivo Señal Memoria, BTCX60-056581.

 

Luego del 9/11 proliferaron los programas en los que se analizaron las causas y efectos de los ataques en el mundo y en Colombia; cabe destacar entre todos ellos Noche Temática, que, en un especial del primer aniversario de estos terribles hechos.

La periodista Margarita Vidal en diálogo con sus invitados, entre ellos el general Manuel José Bonnet, el politólogo Víctor Torrijos y el ex alto comisionado de paz, Daniel García-Peña; debatieron todo lo relacionado con los atentados de Al Qaeda en suelo estadounidense, la guerra contra el terrorismo y cómo eso cambió la coyuntura política y económica de nuestro país y el mundo.

 


Autora: Viviana Toro
Fecha de publicación original Vie, 10/09/2021 - 09:00
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir