José María Carbonell: el Chispero de la revolución | Señal Memoria

Publicado el Lun, 05/03/2012 - 15:34
José María Carbonell: el Chispero de la revolución
José María Carbonell
Diseño gráfico: Santiago Quintero para Señal Memoria de RTVC

En sus 205 años de muerte recordamos a este Chispero a través de la interpretación que llevó a cabo el actor Yuldor Gutiérrez en Crónicas de una generación trágica, miniserie que se puede apreciar completa por RTVCPlay

Uno de los elementos que más polémica suscita cuando se habla de la Independencia es la participación del pueblo en las revueltas, como aquella que originó el establecimiento de una Junta de gobierno en Santafé el 20 de julio 1810.

El registro de los hechos de esa fecha es una clara muestra de que este proceso fue liderado por criollos, es decir, por hijos de españoles, pero nacidos en América. El registro de los hechos también devela que amplios sectores de la población indígena y negra se negaron a apoyar el proceso y, por el contrario, se unieron a los realistas.

Sin embargo, y a pesar de que esto que acabamos de afirmar parece ser cierto, la revuelta del 20 de julio y los días que le siguieron no hubiera tenido la trascendencia que tuvo si no hubiera sido por los chisperos, con José María Carbonell a la cabeza y de quien el 19 de junio de 2021 se conmemoran 205 años de su ejecución durante el proceso de Reconquista. 

Este criollo conocía la importancia que tiene la agitación popular cuando de protestas se trata. Es así como se valió de sus relaciones con mercaderes, yerbateros y demás gentes del pueblo para ayudar, con la voz de los excluidos, a iniciar y, como era necesario, a sostener la protesta.

En Santafé, Carbonell era conocido y apreciado en los barrios populares. Algunas de las leyendas sobre el origen del nombre del barrio El Cartucho se remontan a aquellos días en que el criollo se ocupaba de hacer circular pólvora envuelta en pequeñas papeletas llamadas cartuchos. Uno de los lugares en donde se empacaba era en ese barrio.

Las ideas libertarias fueron creciendo en Carbonell mientras trabajó como amanuense en la Expedición Botánica. Al parecer su buena caligrafía le permitió participar del grupo de científicos y es gracias a la claridad de su escritura que los escritos de esa empresa científica son claros y legibles.

El Chispero, como se le conoce fue un centralista consumado. Su participación en la vida política al lado de Antonio Nariño le costó la persecución por parte de los federalistas y por el régimen del terror de Pablo Morillo, quien acabó ordenando su ejecución. José María Carbonell murió ahorcado en la Huerta de Jaime, hoy plaza de los Mártires el 19 de junio de 1816.

Sobre El Chispero, Morillo escribió “José María Carbonell. Fue el primer presidente de la Junta tumultuaria que se formó en esta capital, quien puso los grillos al excelentísimo señor virrey Amar, y lo condujo a la cárcel; el principal autor y cabeza del motín, el que sedujo a las revendedoras y a la plebe para insultar a la excelentísima señora virreina, cuando la pasaban presa de la Enseñanza a la Casa del Divorcio; ministro principal de Tesoro Público; acérrimo perseguidor de los españoles americanos y europeos que defendían al rey, y uno de los hombres más perversos y crueles que se han señalado entre los traidores”

 

Fecha de publicación original Lun, 05/03/2012 - 15:34
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir