Colombianos en los Juegos Olímpicos de Melbourne | Señal Memoria

Publicado el Dom, 08/08/2021 - 12:00
Así fue el viaje de Colombia a los Juegos Olímpicos de 1956
Avión en el que viajó la delegación colombiana para los juegos de 1956
Archivo Señal Memoria de RTVC Sistema de Medios Públicos

En la Grecia Antigua, la clausura de los Olímpicos implicaba el fin de las treguas y la vuelta de todos los atletas a sus ciudades. Hoy, el fin de los Juegos de Tokio 2020 no tiene consecuencias políticas directas, pero sí es un momento para reflexionar sobre las gestas heroicas de los atletas que se movilizaron hasta allá para representar a sus países. Por eso, recordamos los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956, a los que Colombia mandó 26 atletas. El más destacado fue el ciclista Ramón Hoyos. Estos son recordados como los Juegos de la Amistad.

 

Los principales atletas de cada ciudad viajaban a Olimpia para competir. Era deporte, y mucho más que eso.

 

En la Grecia Antigua de hace más de dos milenios, el inicio de los Olímpicos, cada cuatro años, implicaba que el imperio paraba para concentrarse en la competencia. Los principales atletas de cada ciudad viajaban a Olimpia para competir. Era deporte, y mucho más que eso. En los Olímpicos se hacían alianzas y sacrificios. Incluso eran parte de la expansión cultural de Grecia a través del Mediterráneo. Era un evento que abarcaba toda la política, toda la sociedad.

 

¿Y qué pasaba cuando acababan? El fin de los Olímpicos era también el fin de la tregua pactada entre todas las ciudades. Era la hora de que todos los atletas salieran de Olimpia y volvieran a sus casas. Quedarían los recuerdos de gestas heroicas, la dominancia de las ciudades sobre sus rivales, y los relatos y crónicas de los que se elevaban como victoriosos.

 

Hoy es la clausura de los Juegos Olímpicos de 2020 (retrasados un año por la pandemia del Covid-19). Ya no existe el imperio griego, y no se celebran en Olimpia sino en Tokio, como se hizo en Río de Janeiro en 2016 y se hará en París en 2024. Tampoco hay necesidad de treguas ni arreglos: la delegación de cada país participante llega y se va de cada sede de ningún problema. Persisten las competencias, las gestas heroicas y sus narraciones, los atletas que se hacen héroes para cada país. Y se mantiene la llama prendida.

También te puede interesar: El colombiano en los Juegos Olímpicos Nazis 

En 1956, la sede de los Juegos Olímpicos fue Melbourne, en Australia. Fueron las Olimpiadas XVI, y tuvieron lugar entre el 22 de noviembre y el 8 de diciembre. Participaron 3155 atletas. Fue la primera vez que unos Olímpicos se celebraban en el hemisferio sur. El país que se llevó más medallas fue la Unión Soviética, con 98: fue la primera vez que superaba a Estados Unidos (74). En esas Olimpiadas se batieron 11 récords mundiales y 36 récords olímpicos.

En los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956, Colombia fue representada por 26 atletas, todos hombres, que compitieron en seis deportes: atletismo, esgrima, ciclismo, natación y tiro. No hubo medallas. Fue la primera vez que Colombia participaba en ciclismo, deporte del que a la larga se volvería potencia mundial. Los ocho que pedalearon fueron Octavio Echeverry, Ramón Hoyos, Pablo Hurtado, Jorge Luque, León Ángel Mejía, Héctor Monsalve, Honorio Rúa y Jaime Villegas.

Lee también: Juegos Olímpicos de Seúl, evento televisivo en Colombia

El más destacado fue Ramón Hoyos, gran figura del ciclismo colombiano que ya contaba con cuatro triunfos en la Vuelta a Colombia y entonces era el Campeón Panamericano de Ruta, que ocupó el puesto 13 en la prueba de gran fondo. Quedó a 2:23 del ganador, el italiano Ercole Baldini. A esa misma distancia quedó el mexicano Magdaleno Cano, que ocupó la novena posición, por lo que el desempeño de Hoyos fue notable a nivel regional, en una carrera en la que participaron 88 ciclistas.

Antes de llegar y competir, la delegación colombiana voló 32 horas en un avión HK-136 de Avianca para llegar a Australia. Este suceso quedó documentado y grabado, y luego reproducido en un episodio de Colombia al día. Acá lo rescatamos del archivo de Señal Memoria. Son tangibles la emoción y la esperanza con la que delegación aborda el avión:

 

Dirección Nacional de Información y Prensa (DINAPE) (1956). Colombia al día: 1956-1958 [Noticias de Colombia y el mundo : No. 9 : Geográficas - Río Dagua]. Bogotá: Dirección Nacional de Información y Prensa (DINAPE). Bogotá, Archivo Señal Memoria. UMT-206941.

 

En esta misión hubo un personaje clave que no participó en las Olimpiadas pero hizo posible que los atletas colombianos representaran al país: Yolanda Pulecio. Esta política y reina de belleza trabajó con ahínco para conseguir los fondos del viaje. Por eso encabezó a la delegación colombiana en el desfile inaugural. Si no habían escuchado de Pulecio antes, es la madre de Ingrid Betancourt, excandidata presidencial que fue secuestrada por las Farc y rescatada en 2008. Durante el secuestro de su hija, Pulecio no escatimó esfuerzos en trabajar por su liberación.

Además no dejes de leer: Primer oro para Colombia en Olímpicos

Como hoy es la clausura de los Juegos Olímpicos de 2020, recordemos cómo fue la de los de 1956. 500 atletas marcharon bajo una sola bandera. Había tensiones derivadas del fin de la II Guerra Mundial, el desarrollo de la Guerra Fría, la Guerra de Suez y la revolución húngara. Y aun así los atletas se unieron y mandaron un mensaje potente. Por eso, son recordados como los Juegos de la amistad.


Autor: Santiago Cembrano
Fecha de publicación original Dom, 08/08/2021 - 12:00
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir